NO-Lugares, por VOCDAT | Absent Tapes

Hace mucho tiempo. La vida aquí, en la gran red, va deprisa en redes sociales, pero se para -se congela el tiempo- en este blog.

2108, un rayo.

Han pasado muchas cosas, se han materializado muchos proyectos en los que trabajamos duro el año pasado. Uno de ellos es NO-Lugares, la pieza sonora en la que trabajamos durante más de medio año como VOCDAT, Daniel Álvarez Martínez y yo en la distancia. Él en mi ciudad natal, Elche, yo en la suya, Barcelona. Como si un guiño de la vida nos dijera: sí, cada uno en la ciudad del otro, y separados. Para algo están los wetransfers, las llamadas interminables excitados hablando de cómo queríamos que sonase. Durante el camino: yo grabo con Cora Novoa en su estudio de Barcelona mi voz, todos los poemas. Y al final de este proceso: Ángela Gemio se une a VOCDAT. Grabamos en nuestro estudio en Barcelona su voz, sus poemas. Antes de todo esto, en el principio del principio, un sello de nueva creación en Barcelona, formado por los comisarios y artistas Irma Marco y Josue Coloma, nos proponía formar parte de sus proyectos editados en casete. Absent Tapes ha editado NO-Lugares. He aquí:


CARA A:




CARA B:



NO-LUGARES
Un no-lugar como una no-identidad. La temida expulsión del paraíso, cualquier voz surgiendo de las llamas, un aeropuerto, una construcción abandonada, una autopista, la poesía. Un no-lugar podrían ser “noches de cocaína”, como la conocida novela de J. G. Ballard. La idea de transitoriedad subyace en cualquier parámetro de los empleados en este trabajo, somos mutables y así deseamos que sea el sonido: variable, inesperado, lejos de un parámetro estipulado -¿por quién?, aún más alejado de un estribillo y verdaderamente próximo a la repetición y al juego. El juego producido por ondas sonoras que cruzan la cinta magnética de un casete. Que podría, a su misma vez, ser lo que es: un no-lugar en sí mismo. El tránsito, la investigación en síntesis. Nuestra esencia misma, performativa, es uno de esos no-lugares a los que hacemos referencia aquí. Algunos de los poemas de Alicia G. Núñez puedes encontrarlos en sus diferentes libros publicados, otros son inéditos, como lo son los de Ángela Gemio.



VOC·DAT
VOC·DAT es desde hace años una formación mutante interesada en prácticas artísticas no convencionales. Como banda de arte sonoro sus intereses se basan en la interdisciplinariedad, ciertos parámetros performativos -el cuerpo como objeto, la variabilidad, la búsqueda de un sonido siempre distinto al ya creado-, la electrónica, el noise, el software and hardware art, la poesía y el spoken word, los medios digitales, analógicos y la misma tecnología que los genera. 

Trabajan con la palabra y sus investigaciones se basan en textos feministas o de creación propia. Entre ellas está la obra de autoras como Alejandra Pizarnik, Gertrude Stein, Virginie Despentes o Mina Loy y la propia, la de dos de sus componentes. La repetición, el ruido o el sonido inaudible del sonido también son considerados por VOC·DAT parte de su objeto de estudio. Experimentación y error como método, ensayo, lección. VOC·DAT es el acrónimo del título de un poema de A. Pizarnik: Vértigo o contemplación de algo que termina.

En NO-Lugares VOC·DAT son Alicia García Núñez, Daniel Álvarez Martínez y Ángela Gemio.
INTÉRPRETES Y AUTORÍA LITERARIA: Alicia García Núñez y Ángela Gemio.
MÚSICA: Daniel Álvarez Martínez y Alicia G., software and hardware synthesis art.
MÁSTER VOZ cara A y cara B (hasta el minuto 7’): Cora Novoa.



released February 16, 2018

Decir poesía 
a boca llena de error.
Equivocarse [es decir poesía]
por convicción, amor al género
y a las mujeres. 

Alicia García Núñez.

Agradecimientos: 
A quienes todavía creen en la poesía. En un libro, en la calle, en esta que se encuentra aquí.

A Absent, por el riesgo y la multidisciplina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario