Poesía




Vocación de alma dramática,
de literata o lo que venga.
Cocinera, camarera o reportera
según convenga, lo mismo da
que no me veas en la tele nacional.
Me puse metas tal vez etéreas para volar.
Y lo malo, a lo peor, de todo esto
es que NO me puse tetas
en vez de metas
            que alcanzar.
Y lo malo, a lo mejor, es que yo a todo esto
no cuento igual -soy de puras letras
y me puede más una alta meta (una mecha
-al menos- exponencial a lo que nos dan
y nos entra sin pensar) que dos carretas.





:::::


DIARIO DE UN(a) SEDUCTOR(a)


Llegarás a cada uno de mis recodos.
Empezarás hiriendo
pero arrojarás el acierto salaz
en tejidos que creía muertos.


Entrarás en mí y será ése
el núcleo sobre el que gemir.
Me hendirá como un fusil
el laxo cuerpo de tanto sexo.




La historia sin nosotras, Alicia G




Incluso aunque no lo quiera 
y de punta a punta pueda doler {que duele}
a veces me da el punto 
y me da por quererte en ese
preci{o}so intante.


Sombras cuarteadas de neón, Alicia G. Diseño / maquetación del poema: David Gil.

7 comentarios:

  1. Tranquila, no es por la tetas: es el plan Bolonia, que se ha cargado las humanidades: el periodismo de hoy no está en los medios (qué decirte que no sepas), está en blogs como el tuyo. Un saludo y a seguir.

    ResponderEliminar
  2. Donde las cumbres se alzan,ahí están las letras.Gracias por tus versos.

    ResponderEliminar
  3. Mucho que me gusta leerte. Un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué bien :D gracias por contármelo. abrazotes.

      Eliminar